El Inspector de Eficiencia Energética (correctamente llamado «Inspector de eficiencia energética de instalaciones térmicas de edificios») es un cargo regulado por la legislación europea y española y que el Reglamento de Instalaciones Térmicas (RITE) deja en manos de la normativa autonómica su regulación para que los profesionales del sector puedan acreditarse.

Concretamente:

La Ley de Industria 21/1992, de 16 de julio, dispone en su artículo 12.2 que las instalaciones, equipos y productos industriales deberán estar construidos o fabricados de acuerdo con lo que prevea la correspondiente Reglamentación que podrá establecer la obligación de comprobar su funcionamiento y estado de conservación o mantenimiento mediante inspecciones periódicas. Además, en su artículo 12.5, esta Ley habilita a las Comunidades Autónomas con competencia legislativa en materia de industria a introducir requisitos adicionales respecto de las instalaciones que radiquen en su territorio.

La Directiva 2010/31/UE , del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificios, impone a los Estados miembros la obligación de establecer una inspección periódica de eficiencia energética de las instalaciones de calefacción y de aire acondicionado así como la obligación de velar para que estas inspecciones se realicen de manera independiente por técnicos cualificados o acreditados, tanto si actúan de forma autónoma como si están contratados por entidades públicas o empresas privadas.

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), establece que las instalaciones térmicas se inspeccionarán periódicamente a lo largo de su vida útil, con el fin de verificar el cumplimiento de la exigencia de eficiencia energética. La IT 4 determina las instalaciones que deben ser objeto de inspección periódica, así como los contenidos y plazos de estas inspecciones, y los criterios de valoración y medidas a adoptar como resultado de las mismas, en función de las características de la instalación. En cuanto a la habilitación de los agentes que lleven a cabo estas inspecciones periódicas de eficiencia energética, el artículo 31.2 del RITE remite a la cualificación o acreditación por las Comunidades Autónomas de los agentes autorizados para llevar a cabo estas inspecciones.

En resumen:

De acuerdo al artículo 31 del RITE, el órgano competente de la comunidad autónoma:

DEBERÁ ESTABLECER:
1. AGENTES: art.31.2. los requisitos de acreditación / cualificación de los agentes habilitados para llevar a cabo las inspecciones de eficiencia energética
2. CONTROL: art.31.3. sistema de control externo de la calidad de los informes de inspección.

PODRÁ ESTABLECER:
1. CAMPAÑAS: art. 31.5.  la realización de las inspecciones periódicas de eficiencia mediante campañas
2. ADECUACIÓN: art. 34.6. acordar que las instalaciones que no cumplan con la eficiencia energética se adecuen a la normativa vigente

¿Qué funciones podrá realizar el inspector?

Aunque la Junta de Comunidades tendrá que regularlo, en principio las funciones son:

a) La medición y el análisis del rendimiento y dimensionado del generador. Se tomarán medidas de temperatura y presión de los fluidos y del consumo de energía.
b) La medición y el análisis de la demanda térmica.
c) La identificación de las bombas de circulación o ventiladores, y la estimación de su rendimiento.
d) La identificación y medición de los sistemas de distribución incluyendo su aislamiento, en sus partes visibles y accesibles. La verificación del equilibrado de los sistemas de distribución.
e) La medición de las temperaturas de entrada y salida de los emisores (radiadores) de los circuitos más desfavorables
f) Los sistemas de regulación y control.
g) Los sistemas de evacuación de gases de la combustión.
h) Toma de datos de los contadores de energía y de agua.
i) Medición de la aportación de energías renovables.
j) Verificación de los resultados del programa de gestión energética
¿Qué instalaciones tendrán que ser inspeccionadas?

Insistimos que, a falta de regulación por parte de la Junta, tendrán que ser inspeccionadas:

– Instalaciones de Calefacción: calderas con potencia útil nominal > 20 kW

– Instalaciones de Aire acondicionado: potencia útil nominal > 12 kW

 

Esperamos que los castellano-manchegos no nos quedemos atrás respecto a otras comunidades que ya tienen regulada la certificación de los inspectores de eficiencia energética porque:

1. Aprovechar la infraestructura de seguridad industrial de empresas mantenedoras + organismos de control beneficia a los usuarios.

2. Reconocer la capacidad de evaluación de la eficiencia energética de empresas mantenedoras de las instalaciones térmicas es aprovechar las actuaciones de mantenimiento. 

3. Confiar a entidades colaboradoras el control externo administrativo no incrementa los recursos que tenga que dedicar la administración pública.